El centro

Colegio San Francisco de Asís. Educación con raíces. Desde 1974.

Proyecto Honduras

Presentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasPresentación Proyecto HondurasMercadillo del Libro SolidarioMercadillo del Libro Solidario

Justificación del Proyecto Honduras.

Generalmente estamos tan inmiscuidos en el quehacer diario, en todos y cada uno de los problemas que se nos van presentando, con respecto a la educación de los hijos, al trabajo, el tiempo dedicado al ocio, etc, que provoca que no nos detengamos a reflexionar sobre las desigualdades sociales existentes en el mundo debido a que no nos afectan directamente. Especialmente nos gustaría destacar el problema de la escolarización de los niños en los países de renta per cápita baja y comentaros una pequeña historia relacionada con ello.

En el año 95, a través de unos amigos, conocimos a un sacerdote misionero en Honduras llamado Patricio. Estos colaboraban con él en proyectos muy diversos como envío de medicinas, financiación de construcción de viviendas con saneamiento, etc. Patricio, persona que nos conmueve constantemente por su forma de entregarse a los demás y motivar a los que están a su alrededor, nos informó de la problemática escolar, manifestando que se producía un absentismo escolar elevadísimo, especialmente porque los alumnos tenían que trabajar y no existían horarios de tarde o nocturnos en las escuelas. Por ello, propusimos crear una escuela en Tegucigalpa con el nombre del Colegio, financiada completamente desde nuestro Centro. El proyecto se fue desarrollando y empezó en el año 96 el primer curso de la Escuela San Francisco de Asís en Honduras con unos 70 alumnos aproximadamente. En la actualidad cuenta con más de 300 personas, de todas las edades, a los cuales se les da gratuitamente las clases, el material escolar, algo de merendar y en muchos casos uniformes.

Posteriormente, gracias al buen resultado obtenido ha habido otras instituciones interesadas, creando dos nuevas escuelas llamadas Santa Clara de Asís y Nuestra Señora de Montserrat albergando entre las tres a más de 1000 alumnos en horario diurno y nocturno.

Desde que empezó este proyecto ilusionante, lo que más nos ha impresionado es el agradecimiento de los niños hondureños. Agradecimiento mostrado en cartas que nos envían periódicamente, destacando de ellas como disfrutan aprendiendo a leer y a escribir, lo ven realmente como un privilegio, y cada libreta es un tesoro para ellos. Generalmente son niños de corta edad que van al colegio después de una larga jornada de trabajo y lo hacen con unas ganas realmente admirables. Esto cuesta entenderlo, ya que lo vemos bajo un prisma diferente. Para nosotros no es un privilegio sino una obligación escolarizar a nuestros hijos, y esto provoca que a veces sobrevaloremos cuestiones como éstas, sin darle la importancia que posee.

Todos los años, en el Colegio se organizan un gran número de actividades para conseguir la financiación de la Escuela. Destacamos los Desayunos por Honduras, la Tómbola de la Fiesta Fin de Curso, Lotería de Navidad, Colaboración económica de algunos padres y profesores, destacando de éstos el gran esfuerzo que realizan.

Actividades realizadas.

En su última visita a nuestro colegio, el padre Patricio nos comentaba la importancia de la educación y la formación de los niños y jóvenes de estos países, ya que a través de ella sería la única manera de poder salir de esta situación en la que viven. Destaca que para poder lograr el objetivo de mejorar sus condiciones de vida, tiene que ser a través de ellos mismos, ya que toda la ayuda que reciben es muy importante, pero siempre será coyuntural, y si no varían sus estructuras sociales, formativas, laborales, etc, estarán condenados a vivir en el subdesarrollo. Todas las campañas de recogida de alimentos, ropas,…, que se organizan son necesarias, porque como dice Patricio: “con el estómago lleno se piensa mejor”, pero solo soluciona el problema temporalmente, es como el dicho “pan para hoy hambre para mañana”. Con esto, no se le quiere restar importancia alguna a las campañas de recogida, ya que como mencionamos antes son fundamentales, pero reitera mucho el hecho que para poder tener un futuro debe ser a través de la formación, de ahí la importancia de la Escuela.

Patricio ponía algunos ejemplos en este sentido, haciendo referencias a distintos campos laborales, entre otros la construcción, destacando que a veces había que repetir los trabajos varias veces porque se caían las obras o estaban deterioradas, no solo por la calidad de los materiales, sino porque estaba mal hechas, debido en muchas ocasiones a que se hacía mal por desconocimiento. Esto lo trasladaba a la mayoría de los trabajos.

Desde nuestro Centro, se han hecho continuamente campañas encaminadas a recaudar los fondos necesarios para poder llevar a cabo esta tarea, entre las que destacamos:

  • Desayunos por Honduras.
  • Convivencia deportiva con los padres.
  • Colaboraciones mensuales de profesores y padres.
  • Recogida de alimentos, como el azúcar y el arroz.
  • Camisetas por Honduras.
  • Venta de Tarjetas Navideñas.
  • Lotería de Navidad por Honduras.
  • Tómbola en la Fiesta Fin de Curso.
  • Apadrinamiento de niños.

Queremos aprovechar la ocasión que brindan estas palabras para pedir que entre todos consigamos consolidar aun más este proyecto tan bonito. No dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Muchas gracias a todos.